Blog

¡QUE VIENEN LAS MÁQUINAS! Vencer a Matrix con postedición y alma

Sueños de un traductor en una noche de verano:

¡¡¡Las máquinas van a sustituirme y me voy a quedar sin trabajo!!! ¡¡¡Ahhhhhhh!!! (Despertar abrupto empapado en sudor).

¿Tienes pesadillas en las que el Traductor de Google te birla tus proyectos? ¿No te faltan las ganas de darle matarile al servidor de Systrán? ¿Te imaginas al malvado Reverso alimentándose de tus traducciones hasta dejarte seco?

¡UN MOMENTO! 

Matrix

Un poco de tranquilidad. Lo siento mucho por todos nosotros, pero llegada traducción automática a nuestra profesión es impepinable. Decir lo contrario sería negar la realidad; pero quizás haya soluciones mejores para enfrentarnos a esta situación.

La primera de las herramientas para librar esta batalla contra las máquinas es inventar un híbrido que combine lo mejor del hombre y la máquina.

Hombre maquina.

No exactamente esto…

LA SOLUCIÓN SE LLAMA POSTEDICIÓN

Entre el 18 y el 20 de octubre asistí a la Conferencia sobre Interoperabilidad y Profesionalización TriKonf, organizada por la incombustible y burbujeante Anne Diamantis de GxP. Una de las ponencias que más me impactó (y digo una, porque cada ponencia de esa conferencia merecería una entrada), fue la de Anne-Marie Robert, de la SFT sobre postedición profesional.

Anne-Marie Robert dio una visión muy concreta de la postedición: “La postedición reconcilia al hombre y a la máquina”.

1) Antes de empezar a tirarse de los pelos hay que analizar el mercado.

¿Cuánto dinero mueve la industria de la traducción? Solo en Europa 23 356 millones. Un buen pastel que tiene una tasa de crecimiento del 12,5%. Esta cifra suena cual bofetada al autor de la frase “con la que está cayendo”. Creo que lo han detenido 😉 En realidad, hay mucho trabajo que repartir.

¿Qué pide el mercado?

Las grandes empresas necesitan sacar productos al mercado en un tiempo breve. Por ejemplo SAP o John Deere producen una gran cantidad de texto que necesita traducirse a muchos idiomas distintos. La mayoría de productos que se sacan al mercado no pueden venderse sin instrucciones.

Esa necesidad viene en primera estancia de los propios consumidores, por mucho que vivamos en un mundo globalizado, la gente no compra lo que no entiende. Para responder a esta demanda, las grandes empresas están usando cada vez más la postedición.

3) ¿Qué es la postedición?

La postedición consiste en revisar y corregir un texto pretraducido automáticamente para que sea humanamente inteligible. El posteditor relee, revisa, corrige, actualiza las memorias y le da coherencia al texto.

4) ¿A qué especialidades se aplica la postedición?

La postedición se aplica  principalmente a:

a) La traducción técnica.

b) La traducción institucional. La Unión Europea se está gastando mucho dinero en poner a punto su sistema. MT@EC, y ha puesto en marcha un proyecto de norma ISO sobre la postedición.

c) La traducción e-commerce.

La postedición sólo puede aplicarse a un tipo muy específico de traducción. La verdad, no me imagino a ninguna máquina traduciendo poesía, literatura, una película o incluso un videojuego. Las máquinas no son creativas no tienen alma, no han leído, ni han visto la televisión, no han ido fiestas, ni a ferias, no han pasado unas Navidades en casa de la abuela, ni han viajado es decir: las máquinas no tienen referentes culturales y son difíciles de actualizar. Tampoco tienen sentido del humor. Así que la postedición no se puede aplicar ni a todas las especialidades, ni en todas las combinaciones lingüísticas. Los traductores de lenguas minoritarias comprenden porqué.

5) ¿Qué herramientas usa la postedición?

La postedición que se está haciendo hoy en día parte de una combinación de herramientas TA y TAO. Es decir, la traducción automática a partir de memorias de traducción humanas. Por lo visto el resultado es espectacular. Eso sí, siempre hace falta un posteditor para controlar el proceso y darle coherencia.

6) ¿Se hace postedición con Google Translate?

Las TA online tienen una función individual clara, pero no se usan en la industria por dos motivos: comprometen la confidencialidad de las empresas y la calidad del texto que producen es muy baja.

Ululación

Hay dos niveles de calidad en postedición Basic y Premium, y Google Translate no llega ni a Basic. Las traducciones automáticas que se usan suelen estar generadas en programas creados en las propias empresas.

7) ¿Eso hará que ganemos menos dinero?

mony

Esta fue una de las preguntas más debatidas en la ponencia. Dependiendo de la calidad del software se pueden posteditar hasta 3 500 palabras al día. El precio y el tiempo que se tarda en posteditar un texto corresponden exactamente al precio y al tiempo de 2 000 palabras de traducción. Si tenemos en cuenta el aumento del 12,5% la postedición ni quita ni pone, solo diversifica el mercado. Hay una demanda emergente de puestos de postedición en el mercado.

Creo que en el tema dinero, los traductores y posteditores una vez más tienen el deber de no bajar las tarifas.

¿ASUSTADOS? Creo que la TA es una mera herramienta que nos llevará a buscar alternativas de empleo en el mercado. Sin embargo, creo también que la pretraducción automática resta un poco de precisión al texto. Una vez que has visto una solución de traducción automática, es bastante difícil pensar en otra mejor, ¿qué opináis?

¿Eso es lo que nos espera? ¿Ese es el futuro? No creo que el futuro se presente tan limitado, ni tan árido, hay muchas otras formas de enfrentarse a las llegada de las máquinas. Pero eso os lo contaré en el próximo capítulo.

¡Hasta la próxima pececitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.